CORDOBA NO BAJA

CORDOBA NO BAJA

Córdoba NO Baja: los niños no son peligrosos, están en peligro

Luego de la apertura de sesiones, el ejecutivo envió a Diputados el proyecto de ley para bajar la edad de imputabilidad. La iniciativa será tratada en comisiones de la cámara baja para luego iniciar el debate durante los próximos meses.

En el discurso inaugural del año legislativo el presidente expresó que “es mucho más que la baja en la edad de imputabilidad. El proyecto le da una respuesta del Estado a muchos chicos que van camino a convertirse en delincuentes. Hay que contenerlos, darles una oportunidad de hacerse responsables de sus actos y ayudarlos a tener un rol positivo en la sociedad”.

La normativa busca poner en vigencia un nuevo Régimen de Responsabilidad Penal Civil ampliando la franja de edad en niñxs de 15 a 18 años y penas de hasta 15 años de prisión para “fomentar en el adolescente el sentido de responsabilidad de sus actos y procurar su integración social”.

En un año electoral y de profunda crisis económica el gobierno macrista nuevamente utiliza la misma receta: represión y mano dura, esta vez dirigida a lxs más desprotegidxs. Desde organismos de Derechos Humanos y organizaciones en defensa de los Derechos durante la Niñez se han pronunciado en sucesivas oportunidades contra las distintas iniciativas de reglamentación penal juvenil. Sus argumentos se apoyan en tratados internacionales de diversa índole. Entre ellas, La Convención Interamericana de Derechos Humanos reza en unos de sus artículos que “al someter a personas menores de 18 años al sistema ordinario de justicia, su condición de niños es totalmente negada y sus derechos violados”. A su vez agrega: “La prevalencia del interés superior del niño debe ser entendida como la necesidad de satisfacción de todos los derechos de la infancia y la adolescencia, que obliga al Estado e irradia efectos en la interpretación de todos los demás derechos de la Convención cuando el caso se refiera a menores de edad”.

Sin embargo, el presidente habla de “dar respuesta” de “contenerlos” y “darles oportunidad de hacerse responsables”. ¿Qué respuesta da el Estado a la violencia que ejerce nuestra sociedad sobre lxs jóvenes en relación a la pobreza, trabajo, salud y educación? ¿Qué tipo de contención reciben en la actualidad lxs niñxs que transitan las cárceles de todo el país enmascaradas como institutos de menores? ¿Cuáles son las responsabilidades que se ponen en juego al momento de garantizar el acceso a espacios recreativos y lúdicos durante la niñez?

Esta falsa imagen de protección a lxs niñxs y seguridad a la sociedad apunta mediante una gran puesta mediática a criminalizar y crear un enemigo. De este modo, el Estado se desresponsabiliza de su rol y además genera una respuesta punitiva con foco en lxs más jóvenes. La exacerbación de los medios masivos ha instalado este miedo-odio sin sustento en relación a las estadísticas criminales. De las causas penales iniciadas sólo el 3,6% de los hechos son atribuidos a personas menores de edad lo cual da cuenta de la cifra residual dentro del espectro de delitos.

El proyecto de ley prevé que las sanciones estarán a cargo de órganos con capacitación especializada en el trato con adolescentes y conocimientos de los contenidos de la Convención sobre los Derechos del Niño. Resulta contradictorio depositar garantías constitucionales en cárceles siendo que en la actualidad los Institutos de menores funcionan mediante el castigo y el rigor punitivo violento al igual que otra institución carcelaria para adultos. El lugar que ocupa el Servicio de Penitenciaría es significativamente mayor en relación a los cargos de docentes y profesionales que llevan adelante espacios educativos, actividades recreativas, talleres culturales y acompañamiento terapéutico con jóvenes en contexto de encierro.

Desde Organizaciones sociales y medios comunitarios alternativos se dio inicio a la campaña Córdoba No Baja como una manera de denunciar la perversidad de la ley presentada por el macrismo.

Las diversas organizaciones que integran la campaña trabajan a diario en diferentes barrios de la ciudad en apoyos escolares, talleres culturales y cooperativas de trabajo. Su apuesta es fomentar y acompañar a niños y niñas para caminar hacia una vida más digna.

Este grito colectivo de resistencia ya se ha manifestado en diferentes puntos del país con el pronunciamiento mediante comunicados y movilizaciones en las ciudades de La Plata y Buenos Aires. Ahora, nuestra ciudad busca visibilizar el verdadero peligro que está atravesando nuestra sociedad  está en la falta de alimentación, en hospitales sin insumos y colegios deteriorados.

La campaña viene dando sus primeros pasos e invita a tomar más fuerza junto organizaciones, colectivos, centro vecinales, agrupaciones y personas que luchan y buscan garantizar que lxs niñxs vivan dignamente, en espacios para divertirse, jugar, crear y soñar. Por esto se convoca a difundir, adherirse, pensar y planificar actividades en conjunto y organizarse en los espacios que transitamos a construir un No a la baja de edad de imputabilidad.

Lxs niñxs no son peligrosos, están en peligro.